ACERCA DE LOS HOROSCOPOS.

¿POR QUÉ EL CRISTIANO SE ABSTIENE DE LEER HORÓSCOPOS?

FUENTE : Evangelizacion Catolica Hoy.org

Picture

Por: Ricardo Alfredo Rodríguez

Catecismo de la Iglesia Católica 2116:

Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone “desvelan” el porvenir (cf Dt 18, 10; Jr 29, 8). La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a “mediums” encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios.”

Muchos creen que la garantía de ser felices radica en adelantarse al futuro, para así estar seguros de tomar siempre las decisiones correctas. Da la impresión que para conseguirse el beneficio propio, no debe haber límites, hasta valerse de lo que Dios prohíbe parece lícito.

Ya nadie quiere cargar con su cruz y la fe se va perdiendo al tiempo que la superstición incrementa. Incluso algunos católicos de Misa diaria, creen que pueden aprovecharse de Dios y del diablo: reciben la Eucaristía, pero por si las dudas visitan al brujo y al adivino. Se arrodillan frente al Santísimo y para mayor seguridad consultan también el horóscopo. Dios advierte al que busca conocer el futuro, que tendrá un trágico final. Sin embargo, aunque esa advertencia tiene garantía de cumplirse, hay personas que creen a ojos cerrados lo que dice el horóscopo o el brujo, pero no creen que Dios hable en serio.

Peca quien busca conocer el futuro donde un adivinador, así como el que quiere valerse de un profeta de Dios para satisfacer su curiosidad. ¡Cuidado! Hoy proliferan los falsos profetas. Abundan los que aseguran escuchar la voz de Jesús, de la Virgen y de los Ángeles, pero muchos de ellos están escuchando al demonio y muchos otros caen en el engaño, llegan no con la intención de convertirse,  sino por el mero deseo de ver “que les dice Dios” (Curiosidad). Al profeta se le conoce por sus frutos, solo al que vive en obediencia con Dios, en el amor y en la humildad debemos prestarle oídos y aun así, debemos discernir si lo que dijo viene de Dios, porque también un hombre santo está sujeto a equivocarse.

El cristiano de verdad confía su futuro a Dios. Sabe que Él es un Padre amoroso que conoce lo que sus hijos necesitan. Él es un Padre perfecto. A nosotros nos toca hacer nuestra parte, esforzarnos y ser valientes, así como vivir de acuerdo a lo que Él nos manda.


– See more at: http://www.evangelizacioncatolica.org/lectura-de-horoscopos.html#sthash.qkWOJ1a9.dpuf

Archivado en:: MISAS